¡Buenas! Por fin un ratio para volver por aquí y enseñaros algunas de mis creaciones. Hoy os traigo la tarta que hice para el 6º cumpleaños de mi hijo, allá por el mes de octubre de 2013, jajaja! Llevo un retraso en publicar enoooorme.

Por aquel entonces, Jaime estaba enganchado al videojuego de móvil Lep’s World, tipo Mario pero con un Leprechaun (duende irlandés). Investigué un poco sobre las imágenes del susodicho y monté esta tarta:

DSC_2430

El piso de abajo era una brownie relleno de ganaches de chocolate negro y blanco. Además del duende y la seta en 2D, pinté todo el fondo con la vieja técnica del estarcido, con un cepillo de dientes, para conseguir un efecto más ligero. Para hacer el duende fui cortando las diferentes piezas y pegándolas, dándole más profundidad, haciéndo tridimensional a pesar de ser 2D. Además, añadí los caracoles (que en el videojuego son malos), los ladrillos de roca,los escarabajos (también malos).

El piso de arriba es de chocolate apto para alérgicos a huevo y leche (ya sabéis de las alergias de mi hijo) y, por pura casualidad, me salió con la forma de caldero de Leprechaun. No se si conocéis la leyenda irlandesa de que al final del arco iris hay un caldero lleno de monedas de oro, el tesoro de los Leprechaun… pues en eso está inspirado el juego y la tarta. Algunas monedas eran de fondant y otras de chocolate. Iba rellena de flanes de vainilla y chocolate sin huevo ni leche.

Aquí Jaime con su tarta, familia y amigos del cole.

DSC_2474

Espero que os haya gustado, ¡besos!

 

Tarta iPhone para el cumpleaños de mi maridín

Hola de nuevo! Hoy estoy con lo vendo toooodo, oigaaaaa! Tengo chorrocientas fotos (e historias) de estos tres-cuatro últimos años haciendo cosillas en fondant, así que voy a ir intercalando cosas nuevas y viejas.

Esta tarta que ahora os presento es de enero de este año y la preparé con mucho cariño para mi marido, Jaime, que tanto me apoya con mi pasión por la repostería y que tan buenas ideas me da. ¡Gracias, cariño, te quiero!

Después de este momentazo, os presento la tarta iPhone:

A mi marido le encantan los iPhones, iPads y gadgets de estos, así que para su 34 cumpleaños no podía ser otra cosa. El quería el iPad, pero el de verdad, jeje, y eso no me lo podía permitir, aunque se conformó bastante bien con su tarta iPhone.

Está hecha con bizcocho y relleno apto para alérgicos, para que Jaime hijo pudiera comer: bizcocho de plátano y chocolate y ganache de chocolate con nata de soja y chocolate sin leche ni trazas. El fondant lo hice casero y, la verdad, no me salió nada bien, en las fotos no se nota pero no veáis lo que me costó trabajarlo, porque se agrietaba, tenía cero elasticidad y al teñirlo literalmente se desmigaba, ¡un rollo!

Forré la parte superior de negro para el fondo de pantalla y le puse un reborde blanco, como el del ‘fono’ de mi marido, y los laterales de negro. Bueno, digo negro pero se quedó gris, el fondant no admitía más color, se deshacía. Y luego hice los iconos de las aplicaciones en fondant de diferentes colores y glasa sin clara de huevo, sólo mezclando azúcar glass y agua.  Y con colorante negro diluido en vodka hice los detalles de botones y ranuras de los lados y la cámara de fotos.

Para terminar, el original y la copia dulce:

Y aquí el cumpleañero con nuestros hijos comiéndose los iconos:

Espero que os guste!