Otra de juegos de móvil: Candy Crush Saga

¿Os acordáis de Candy Crush Saga, ese juego para móvil en el que hay que hacer coincidir al menos tres figuras de caramelos? Mi marido pasó su época enganchadísimo al dichoso juego, así que para su cumpleaños, en enero, le hice esta tarta copiando un diseño que vi en Internet.

DSC_2820

Era un bizcocho de chocolate blanco, su favorito, relleno de chocolate y crema pastelera. Toda la decoración en fondant de miel casero. ¡36 añacos!

Aquí nuestra familia de 4 al completo:

DSC_2831

¡Espero que os haya gustado, besos!

Anuncios

Cut the rope

¿Cut the rope? ¿Eso que eh lo que eh? Pues es un videojuego inspirado en una serie sobre un bichito verde muy simpático que se alimenta de chuches, como caramelos y bolas de chicle de colores.

Los papás de Guillermo, para quien hice una tarta el año pasado de la Gallina Turuleca, para celebrar su cumple, me encargaron una tarta inspirada en este bichito. La quería de dos pisos y les sugerí que el primero fuera imitando el caramelo y el segundo, el bichito en 3D. Y aquí está el resultado:

DSC_2813

Si no recuerdo mal, ambos bizcochos eran brownies rellenos de ganache de chocolate negro y nata con queso crema. Para adornar un poco más la tarta puse el nombre de Guille sobre unas estrellas, una piruleta y bolitas de chicle de colores.

DSC_2818

Por lo que me dijo la mamá de Guille, éste se lo quería llevar a su cuarto para jugar en vez de comérselo, jajaja, y les gustó mucho la tarta.

¡Gracias de nuevo por la confianza, un beso enorme!

¡Buenas! Por fin un ratio para volver por aquí y enseñaros algunas de mis creaciones. Hoy os traigo la tarta que hice para el 6º cumpleaños de mi hijo, allá por el mes de octubre de 2013, jajaja! Llevo un retraso en publicar enoooorme.

Por aquel entonces, Jaime estaba enganchado al videojuego de móvil Lep’s World, tipo Mario pero con un Leprechaun (duende irlandés). Investigué un poco sobre las imágenes del susodicho y monté esta tarta:

DSC_2430

El piso de abajo era una brownie relleno de ganaches de chocolate negro y blanco. Además del duende y la seta en 2D, pinté todo el fondo con la vieja técnica del estarcido, con un cepillo de dientes, para conseguir un efecto más ligero. Para hacer el duende fui cortando las diferentes piezas y pegándolas, dándole más profundidad, haciéndo tridimensional a pesar de ser 2D. Además, añadí los caracoles (que en el videojuego son malos), los ladrillos de roca,los escarabajos (también malos).

El piso de arriba es de chocolate apto para alérgicos a huevo y leche (ya sabéis de las alergias de mi hijo) y, por pura casualidad, me salió con la forma de caldero de Leprechaun. No se si conocéis la leyenda irlandesa de que al final del arco iris hay un caldero lleno de monedas de oro, el tesoro de los Leprechaun… pues en eso está inspirado el juego y la tarta. Algunas monedas eran de fondant y otras de chocolate. Iba rellena de flanes de vainilla y chocolate sin huevo ni leche.

Aquí Jaime con su tarta, familia y amigos del cole.

DSC_2474

Espero que os haya gustado, ¡besos!